21 sept. 2020

Viki Gabor, ganadora de Eurovisión Junior 2019, y su familia, sufren una agresión, física y verbal, en Varsovia

Desde su victoria en Eurovisión Junior 2019 la cantante Viki Gabor ha tenido diferentes reconocimientos además de haber sido alabada por amplios sectores de la sociedad polaca.

Sin embargo no todos en Polonia tienen el mismo aprecio, como demuestra el incidente ocurrido hace unos días, con agresiones e insultos a ella y al resto de su familia, en uno de los distritos de la capital, Varsovia y recogido por varios medios, como la propia emisora nacional, TVP, o el portal onet.pl. 

Los hechos ocurrieron mientras Gabor y su madre  se encontraban, el día once de septiembre a las 22:30h, fuera de un local a la espera de que su padre saliese del mismo. Dos jóvenes que reconocieron a la artista la increparon e insultaron, intentando robarle su dinero.

El padre de Viki que salió en ese momento del local, procedió a defender a su familia, algo que enfureció mas a los jóvenes, empujandolo y tirándolo al suelo y una vez allí empezar a golpearlo. Todo hasta que un guardia de seguridad de un comercio cercano, que se dio cuenta, pudo socorrerlo y enfrentarse a los asaltantes que huyeron. 

Tras personarse la policía para levantar atestado y ordenar busca y captura de los asaltantes  estos fueron detenidos un poco más tarde, dándose cuenta que se encontraban en un avanzado estado de embriaguez. 

En primer momento fueron arrestados, aplicándole, entre otras medidas preventivas, una orden de alojamiento de Gabor y su familia a la espera de juicio. Un juicio que podría derivar en una sentencia, según la legislación polaca, de hasta 12 años de prisión. 

Por fortuna las heridas del padre, aunque graves, no requirieron hospitalización, como así aclaró en un comunicado, dado a la prensa, Ewelina, la madre de Viki Gabor, esperando que los agresores tengan el castigo que corresponde a este delito:

“Queridos, la cierto es que el incidente del 11/09/2020 sucedió realmente. Es muy triste para nosotros que en los tiempos que vivimos, no podamos sentirnos seguros. Afortunadamente, mi esposo (el papá de Viki) se encuentra bien, aunque sufrió algunas heridas graves, gracias por vuestra preocupación. Queremos agradecer a los médicos y transeúntes que no pasaron de largo con indiferencia y nos brindaron todo su apoyo en la captura de los agresores. Esperamos que sean castigados adecuadamente y que esto sea una lección de por vida para ellos. También queremos pediros por favor que respetéis la privacidad de nuestra familia y dejéis de contactarnos para hacer comentarios” 

Este incidente podría estár relacionado, en gran medida, con las críticas, por parte del sector más tradicionalista, de que la joven artista haya ganado representando al país sin haber nacido en el. 

Recordemos que la cantante, aunque perteneciente a una familia polaca de origen romaní, nació en Alemania y se estableció en Polonia sólo tras haber vivido una temporada en Reino Unido. 

Fue precisamente este hecho lo que fue aprovechado por algunos internautas, tras su victoria en Eurovision Junior, para sembrar odio xenofogo sobre la cantante en el sentido de que no debía de haber logrado la victoria como representante de Polonia cuando ni tan siquiera había nacido en el país. Un delito de odio que obligó a la fiscalia nacional a iniciar una investigación a principios de año. 

Fuente: TVP, Onet.pl

No hay comentarios:

Publicar un comentario