19 ago. 2020

La UER descarta a priori un festival en línea para 2021, estudiando otras opciones para su realización


Desde que está edición del festival ha sido cancelado y con la espada de damocles que es el hecho que la epidemia del Covid-19 se mantiene activa muchas son la incógnitas acerca de la realización de la próxima. 

Tras las palabras de la supervisora del Festival de Eurovisión, Nadja Burkhardt, la realización no está prevista, en principio, que pase por un festival en línea, algo que rompería con el esquema tradicional del festival y el ambiente eurovisivo que en torno a el gira en cualquier ciudad organizadora: 

“Eso sería tomar las cosas por el lado equivocado. De hecho, podríamos comenzar con un escenario de desastre completamente en línea, pero realmente no es el caso".

Según la directiva todo su equipo se encuentra trabajando en los posibles escenarios, focalizados en dos opciones principales: un festival tradicional, y otro en el caso que las restricciones por la pandemia se mantengan hasta mayo del año que viene, cuando el certamen musical se lleve a cabo en Róterdam. 

De esta manera se podría garantizar que el concurso se pudiese realizar, y al mismo tiempo cumplir con las medidas de seguridad para visitantes y delegaciones. 

Tal y como explica Burkhart "estamos trabajando con otras asociaciones, asociaciones deportivas en particular y con miembros , como la BBC por ejemplo, para averiguar cómo planifican sus eventos, cuáles son los elementos que aún no hemos considerado“ 

Una de las cuestiones a tener en cuenta en los preparativos, añade, es el hecho de la participacion de las diferentes delegaciones. Recuerda que estas pertenecen a paises que de un día para otro pueden pasar de tener libertad para viajar al país organizador del Festival a una total restricción. 

Es por ello que es muy importante tener un plan que les permita cambiar de una opción a otra en poco tiempo, algo que desde luego no es fácil de desarrollar.

“Lo que hay que tener en cuenta no es solo la legislación del país anfitrión, sino también la legislación de 43 delegaciones. Lo que me interesa especialmente en estos momentos es pasar de un escenario a otro. ¿Con qué facilidad se puede pasar de una versión a otra en el último momento?“, se cuestiona Burkhart. 

Entre estas medidas podemos considerar el cambio en el reglamento del certamen que consistia, de manera opcional y de cara a 2021, permitir coros pregrabados. Todo  con la mente puesta en reducir el número de miembros por delegación y por lo tanto las opciones para un posible contagio masivo sobre el escenario. 

Fuente: RTS culture

No hay comentarios:

Publicar un comentario