7 ago 2020

La primera edición de “ The American Song Contest” verá la luz a finales de 2021


La revista norteamericana del espéctaculo, Variety, ha confirmado que la versión estadounidense del Festival de Eurovisión, que ha estado en proceso durante años, arrancará en 2021.

Si bien no se ha fijado una fecha específica, la revista dice que el concurso se emitirá en el período de la temporada navideña estadounidense, lo que sugiere en algún momento desde finales de noviembre hasta principios de enero. 

“American Song Contest” seguirá el ejemplo del Festival de Eurovisión tradicional, pero en lugar de que cada país europeo envíe una canción, cada uno de los 50 estados de EE. UU tendrá un representante. Al igual que en su versión europea, las participaciones pueden ser cantantes solistas, dúos o grupos de hasta seis miembros. 

Según añade Variety otra similitud será en que contará con semifinales y una gran final. Sin embargo, un cambio notable es que también habrá rondas de clasificación antes de las semifinales. Otra diferencia está en la forma de elegir a estos 50 participantes. Si en la versión clásica la elección de cada representante corre a cargo de una emisora nacional participante, aquí será la productora Propagate Content, con sede en California, a través de la "American Song Contest Academy". Formada por músicos profesionales de todo Estados Unidos, seleccionará a los concursantes junto con las votaciones de audiencias regionales. 

El método como se llevará a cabo estas votaciones aún se desconoce así como por donde se emitirá. Todo los indicios especulan que podría ser a través de la plataforma Netflix, poseedora de los derechos de emisión del Festival de Eurovisión en este país y por donde fue emitida la película dedicada al certamen "Festival de Eurovisión: La historia de Fire Saga". 

Por último está nueva franquicia no llevará la coletilla de Eurovisión en su nombre, aportando uno nuevo y único que se desvalará más adelante. 

“Tener la oportunidad de usar todo lo que sabes sobre el formato y rehacerlo desde el principio y llevarlo a una audiencia que no tiene historia con él es un gran privilegio” , ha explicado entusiasmado Christer Björkman, Productor del Melodifestivalen y otras producciones relacionadas con el concurso, y ahora de esta nueva aventura eurovisiva que le obligará a renunciar a su puesto como productor de la selección sueca para 2021. 

El productor ejecutivo del programa será el estadounidense Ben Silverman, el cual ha dicho que ha pasado 20 años tratando de que el formato de Eurovisión llegase al país. 

Este experimentado productor  ha estado involucrado previamente con versiones estadounidenses de las producciones del Reino Unido "The Office", "Big Brother" y "The Weakest Link". 

 "Me encanta el formato", explica Silverman sobre el concurso musical europeo. 

El Festival de la Canción de Eurovisión se desarrolló para unir a una Europa devastada por la guerra después de la Segunda Guerra Mundial. Esta nuevo franquicia eurovisiva podría jugar un papel similar en Estados Unidos ya que, como añade Silverman, “Cuando Estados Unidos está más fraccionado que nunca y estamos lidiando con tantos problemas que nos dividen, lo único que realmente nos une es nuestra cultura. ... Puede unirlo celebrando su diversidad, sus distinciones y atrayendo a todos en torno a su amor por la música y su amor por la canción”. 

Otro tema a tener en cuenta como gran espectáculo es el hecho del desarrollo de la pandemia por Covid-19. Según sus productores, y al ser un espectáculo que comienza desde cero, se pueden implementar las medidas necesarias

Fuente: Variety

No hay comentarios:

Publicar un comentario