Ultima Hora

24 febrero 2019

La participación de MARUV en Tel Aviv, en el aire por temas políticos relacionados con su vinculación a Rusia


Hace unas horas conociamos que MARUV con el tema Siren Song sería la encargada de defender la bandera ucraniana tras ganar la final nacional de su país, VidBir 2019.

No obstante esta participación ahora se encuentra pendiente de una confirmación oficial por parte del ente nacional UA:PBC, todo ello provocado por la participación de esta artista en diferentes conciertos en Rusia, con el que el país de la cantante mantiene un conflicto político desde la ocupación de territorios de este último por parte del primero, como la Peninsula de Crimea.

Esta victoria no ha sentado nada bien en la opinion pública. De hecho el propio VicePrimer Ministro Vyacheslav Anatoliyovych Kyrylenko así lo ha dejado entrever en su cuenta de Twitter: "Sobre las elección nacional a Eurovisión, puedo repetir la opinión de muchos: el representante de Ucrania no puede ser un artista que ha hecho una gira en el estado agresor, planea hacerlo en el futuro y no ve nada inaceptable en ello. Por lo tanto, la historia sobre el representante de Ucrania no se ha cerrado"

Durante la propia gala este sentimiento de animaversion hacia la cantante ya se produjo por parte de Jamala, ganadora del Festival de Eurovisión 2016 y juez en esta gala, la cual hizo una pregunta un tanto compremetedora: 
"Hola Maruv, bienvenida a Tel Aviv. Tengo una pregunta muy incómoda para ti. ¿Crimea es Ucrania?", la cual, sin inmutarse, ha sabido responder la propia MARUV en estos términos:

"Ucrania, por supuesto. Alguien coge un arma y yo intento transmitir paz con mi música. Eurovisión fue creado después de la Segunda Guerra Mundial, por lo que los países se mantendrían unidos, como una celebración y un intercambio de culturas y pienso que es genial.Esto es un concurso de canciones y no una elección política".


Asimismo el presentador Sergey Pritula le preguntó sobre la gira en Rusia, pero la cantante se negó a responderla, explicando que ella ya había hablado públicamente sobre el tema.

En estos momentos la pelota se encuentra en el tejado del ente ucraniano UA:PBC que en último termino tiene la decisión de aprobar la participación de MARUV en Tel Aviv o descalificarla otorgandole esta participación al segundo clasificado. Una decisión que, como el portavoz del ente nacional, Aleksandr Koltsova,  ha explicado, se dará a conocer en dos dias ya que "hay un artículo en nuestro contrato que debemos discutir con Maruv".


No es la primera vez que las malas relaciones diplomáticas entre ambos países, en especial tras la ocupación de Rusia de la Península de Crimea han afectado a sus participantes en el certamen musical europeo. En 2017, Yulia Samoylova, representante rusa, fue vetada por Ucrania, organizadora de esa edición, debido a que la artista dio un concierto en la península de Crimea en el año 2015 sin permiso de las autoridades del país. Una “violación de las leyes de Ucrania”, por el que la artista no podia pisar suelo ucraniano durante tres años, incluyendo el intervalo de tiempo en el que tendría lugar el Festival de Eurovisión 2017 dejandola fuera de el, y comminando las autoridades de esta nación que Rusia eligiese otro candidato, cosa que se negó a aceptar y renunciando a participar en el.

Fuente: UA:PBC

No hay comentarios:

Publicar un comentario