Ultima Hora

14 agosto 2018

El Primer Ministro israelita, Benjamin Netanyahu, amenaza con cerrar KAN si esta no paga los 12 millones de fianza a la UER


A pocas horas de que se cierre el plazo para que Israel pague la fianza de 12 millones de euros a la UER que garantice sus derechos como organizador del próximo Festival de Eurovisión, el tira y afloja entre el gobierno hebreo y su ente nacional, KAN, parece que no hace mas que aumentar.

El último en sumarse a este tira y afloja ha sido el Primer Ministro Benjamin Netanyahu, el cual ha amenazado a KAN de que efectúe el pago, de lo contrario y en caso de que por este motivo se pierda la organización de Eurovisión 2019, estaria dispuesto, por medio de una ley en el parlamento, a cerrar la cadena de forma definitiva.

A pesar de la amenaza la cadena hebrea sigue enrocada en su posición de que sea el gobierno el que haga frente a la fianza así como el resto del presupuesto organizativo del Festival de Eurovisión 2019. De lo contrario hacerlo con los fondos actuales de la cadena implicaría dejar a 200 empleados en la calle así como dejar en suspensión la realización de una parte importante de producciones propias. Todo ello sin contar con la posibilidad de que la situación política con Palestina desemboque en un conflicto armado que haga que la UER tenga que cambiar su sede dejando a KAN en números rojos.

Netanyahu no ha sido el único en lanzar un ultimátum a su ente nacional, puesto que su Ministro de Finanzas ha querido también poner los puntos sobre las ies a esta emisora, recordándole que es ella, y no el gobierno, el que deben de asumir los gastos de organizar el certamen europeo:

"Pueden poner la garantía en un minuto. Si no transfieren la garantía, cometerán un grave error. La corporación es una entidad pública, obtiene dinero del público y necesita trabajar de acuerdo a las reglas.

La celebración de Eurovisión [en Israel] depende solo de la emisora. No hay nadie que les ponga trabas"

Por otra parte, la UER, que se mantiene alerta ante los graves acontecimientos, ya ha afirmado, a través de un comunicado, que ya se encuentra preparada en caso de que Israel no haga frente al pago:

"La EBU está trabajando en estrecha colaboración con KAN antes de la fecha límite de mañana, para avanzar en los preparativos para el Festival de la Canción de Eurovisión del próximo año en Israel. Cada año deben otorgarse garantías financieras a la EBU antes de que se establezcan los planes y se anuncie la ciudad anfitriona del Festival de la Canción de Eurovisión. Si alguna vez surgiera una situación en la que un organismo de radiodifusión no pudiera cumplir sus requisitos, siempre hay planes de contingencia establecidos, como es normal cuando se planifica un evento tan grande con muchas partes interesadas internacionales". 

La nota positiva, al respecto, la ha puesto el alcalde de Tel-Aviv, principal opción en las apuestas para ser elegida como sede. Este  ha ofrecido que la municipalidad que el dirige, se haga cargo de los gastos que supone el festival con el fin de que se quede en el país. 

Si bien en anteriores ocasiones un festival se habia llevado a cabo en un país diferente al ganador del año anterior, vease en 1974 en Brighton (Reino Unido) o 1980 en La Haya (Países Bajos) si finalmente Israel pierde los derechos organizativos seria la primera vez que el cambio de país se produce por este motivo.

Fuente: Haaretz, UER

No hay comentarios:

Publicar un comentario