Ultima Hora

23 mayo 2018

La falta de conexión inicial con Toy, hizo dudar a Netta de interpretar este tema en Lisboa


La participación de Netta Barzilai por Israel con el tema Toy ha permitido a Israel traer su cuarta victoria en el Festival de Eurovisión, tras las logradas en 1978, 1979 y 1998.

Sin embargo este hecho podría no haber ocurrido, tal como Yoav Tazfir, Productor del concurso de talentos israelí The Next Star For Eurovisión, ha comentado al portal de noticias Ynet, ya que una vez presentado el tema a la artista, esta no se sentía identificada con el.

"Netta dijo:´No conecto con la canción, no soy yo, no se como permaneceré en pie sobre el escenario y la daré sacado adelante", ha explicado el productor en la entrevista.

Según Tazfir, Netta contaba con participar con un tema creado por ella misma que incluía un estribillo con la frase Sababa Sababa, que significa "guay" en hebreo, pero el comité encargado de escoger canción rechazó la idea, haciendo que la cantante estallara en lagrimas. Pero al final se repuso, y para el bien de todos, aceptó la canción dividiendo la canción en partes y añadiendo los sonidos de pollo y el looper, haciendo que todo fuera sobre ruedas. 

A pesar de estos contratiempos, y como continua a decir en la entrevista, alaba el trabajo que llevó a cabo Netta que sabia lo que quería, entrando en la sala de grabaciones y actuando como si de Madonna se tratase:

"Nos sentamos a un lado y dirigió a los bailarines. Quiere controlar cada detalle en la interpretación y tiene una opinión"

Pero este no fue el único momento previo al festival donde la historia estuvo a punto de otro rumbo, ya que durante esta última temporada en  The Next Star, una dura crítica negativa por parte de uno de los jueces, Ben-El Tavori, hizo que la cantante estuviera a punto de marcharse, decisión que cambió en el último momento tras hablar con el productor:

"Cuando Ben-El Tavori la destrozó con su critica ella tuvo un momento difícil. Lo dije entonces '¿pero si todos los jueces dicen que eres buena, porqué estás escuchando a alguien que te dice que no lo eres? Ella vino y me dijo, 'Me voy', así que tuve una conversación con ella y cambió de opinión. Ella crea con el alma, por eso no acepta una crítica negativa".

A pesar de trabajar duramente durante meses, explica Tazfir, tanto el como Netta estaban preocupados de llegar a la altura de las expectativas, y podía sentir que la ola entre prensa y delegaciones estaba cambiando en contra de ellos en las semanas previas al concurso:

"Algo extraño estaba sucediendo. Cuando aterrizamos en Lisboa, teníamos la sensación de que todo el universo de Eurovisión, no quería que ganásemos, no porque fueran antisemitas o estuvieran a favor del boicot contra Israel, sino que buscaban aquella Cenicienta que nos sobrepasara. Todas las delegaciones nos envidiaban, y la sensación es que esperaban un ´Black Horse´ que nos alcanzase"

Este "Black Horse" llegaría de la mano de Chipre y su representante Eleni Foureira, a la que tanto Tzafir y el compositor de Toy, Doron Medaille, llegaron a conocer en su primera visita a Lisboa, y  a la que le pronosticaron que estaría en el Top 10.

"Quien iba a decir que sería nuestra principal rival y que tras su participación en semifinales explotaria en internet, convirtiendose en la primera en las apuestas", ha concluido Tzafir.


Fuente: Ynet, wiwiblogs

No hay comentarios:

Publicar un comentario