Ultima Hora

01 agosto 2017

La UER modifica el reglamento del Festival de Eurovisión para evitar problemas como los de este año


La UER ha decidido mover ficha y llevar a cabo una serie de cambios en el reglamento del Festival de Eurovisión, que se empezarán a aplicar en su próxima edición, a realizar en la capital lusa, Lisboa.

Uno de los principales motivos de este cambio esta motivado por los problemas de carácter político entre el anfitrión de este año, Ucrania, y Rusia, y centrados en el caso de Yulia Samoylova, representante de este último país. Ucrania vetó la entrada en el país por medio de su organismo interno de Seguridad, impidiendo de esta manera su participación en el festival, y provocando un escandalo que hizo que intervinieran los mas altos cargos de la propia UER para intentar resolver el problema y llegar a un acuerdo entre las partes que al final nunca llegó.

Para prevenir estos problemas, uno de estos cambios introducidos es que por una parte el ente organizador debe velar porque todos los candidatos puedan competir en el escenario en el que tenga lugar el festival, y, de manera recíproca, cada uno de los países en liza en el certamen musical deberán garantizar que su representante no tenga antecedentes que haga que el país organizador deniegue su entrada de acuerdo a su legislación nacional, tal y como ha ocurrido este año con Samoylova.

Este aspecto se extenderá tambien a que este representante se abstenga, durante los actos y eventos que tengan lugar durante los días del desarrollo del festival, de cualquier manifestación de caracter político (partido, institución, organismo o similares) o publicitario (a favor de una marca, productos o servicios), y  ya sea de manera directa o a través del tema que interprete. La violación de esta norma significaría su expulsión de manera inmediata de la edición en curso del certamen musical.

Otra parte también importante que se ha reforzado es todo lo relativo a la  imparcialidad de los jurados que tanto en esta edición como en pasadas ha provocado quebraderos de cabeza en las votaciones, con posibles fraudes y falta de claridad. Sin ir mas lejos cabe recordar el caso del jurado de Georgia, descalificado por irregularidades en el año 2014, o en 2016 con las sospechas, finalmente no demostradas, sobre los de Armenia, Azerbaiyán y Ucrania.

Los cambios en el reglamento se pueden consultar aquí

Fuente: EBU/UER

No hay comentarios:

Publicar un comentario