Ultima Hora

05 abril 2017

Una broma telefónica descubre la posible alternativa de organizar el próximo festival en Berlín

 


(Noticia no confirmada debido a las dudas en la veracidad de la fuente)

Una broma telefonica, esta mañana en el medio ruso, life.ru, ha dejado al descubierto el posible plan de la UER situando a Berlin, como sede alternativa del próximo festival en caso de que Ucrania siguiese enrocada en su veto a la representante rusa, Julia Samòylova

En la broma, llevada a cabo por el duo humorístico Alexei Stolyarov y Vladimir Kuznetsov llamaron a la Directora General de la UER, Ingrid Deltendre, haciendose pasar por el Primer Ministro de Ucrania Volodymir Groysman. A lo largo de la conversacion la propia Ingrid desgranaba, en caso de no llegarse a un acuerdo, que la sede del próximo festival se trasladaría a la capital alemana, la cual tendría la infraestructura suficiente para celebrarlo con tan reducido margen de tiempo, ya de organizarse en Kiev varios países se estaban planteando la retirada, entre ellos la propia Alemania.

Además el alto cargo del organismo europeo ha dejado a la luz el tema sobre las implicaciones políticas del tema ganador el año pasado, 1944, el cual no debería haber participado pero se descubrió tarde su mensaje político detrás de el. 

Tras esta broma, el portavoz de la UER ha tenido que salir a desmentir lo declarado diciendo que la UER se encuentran plenamente compenetrados con el ente organizador del próximo festival, además de que en estos momentos se sigue en negociaciones para que el problema Samòylova encuentre una solucion que convenza a las dos parte.

Toda la llamada (en ruso) se encuentra disponible aquí.
 
Todo este asunto mediático viene provocado por el veto de entrada a Ucrania país de la artista rusa Julia Samòylova, por haber cruzado las fronteras en 2015, sin pasar los controles pertinentes, para participar en un concierto en Crimea. Este veto, por un período de tres años, impediría participar en Kiev el próximo mes de mayo como representante rusa. 

Tras varias soluciones propuestas por Jon Ola Sand, Productor Ejecutivo de la UER para el festival, como la de transmitir la actuación de Julia en directo via satelite desde Rusia, o demorar la aplicación del veto hasta despues del festival, cayeron en saco roto, interviniendo de manera firme Deltenre en una carta al Primer Ministro de Ucrania, con amenazas de sanciones a Ucrania en el festival, o la posible salida de esta edición del concurso musical europeo de varios países. No obstante a pesar del ultimatum, los organismos ucranianos se mantienen firmes en no ceder un apice a las pretensiones de la UER y de Rusia.
 
Fuente: Life.ru, esctoday, eurovision-spain


No hay comentarios:

Publicar un comentario